La realidad del mundo workaway.

La realidad del mundo workaway.

Si eres de los que te encanta viajar, pero no quieres gastar mucho dinero, realizar un voluntariado con workaway es una buena manera de descubrir rincones del mundo. En este post te presentamos la plataforma que posiblemente más se utilice actualmente para este tipo de intercambios.

Como somos usuarios, te contamos lo mejor y lo peor de la misma, para que te ahorres pasar algún mal trago.

Realizar un voluntariado en cualquier parte del mundo usando Workaway.

En nuestro viaje, estamos realizando voluntariados en diferentes países como método de ahorrar dinero, integrarnos en la cultura de las zonas que visitamos e incluso para conocer modos de vida diferentes.

Esta opción también merece la pena especialmente, si quieres viajar a países en los que los costes de alojamiento y comida son más altos: Estados Unidos, Londres, Canadá, el norte de Europa o incluso algunas zonas de España.

Hoy en día existen muchas plataformas con las que realizar voluntariados de este tipo, como pueden ser: HelpX, Worldpackers, Helpstay y por supuesto, Workaway.

En este post, queremos enseñarte un poco más sobre este tipo de voluntariados, centrándonos especialmente en la plataforma que más nos gusta y posiblemente la que actualmente más se utiliza, Workaway.

Qué supone un voluntariado

La realización de voluntariados como los que puedes encontrar en Workaway, consiste normalmente en realizar algún tipo de trabajo preestablecido durante unas pocas horas al día(4-6), a cambio de alojamiento y comida.

Si bien a simple vista, esta definición se parece bastante a la de explotación laboral, la idea de este tipo de colaboraciones es que supongan un intercambio cultural. Debería ser una forma de que tanto viajeros como anfitriones conozcan gente de diferentes países, intercambien experiencias y ambos disfruten compartiendo trabajo, comida y compañía.

¡Además, es una opción perfecta si lo que buscas es aprender idiomas!

Qué es workaway

Workaway no es más que una plataforma web que pone en contacto dos tipos de perfiles: anfitriones (hosts) y voluntarios (workawayers).

Bajo esta premisa, la página ofrece miles de alojamientos, en más de 170 países del mundo, para cualquier viajero que quiera participar en los proyectos que ofrecen. Si queréis echar un ojo al enorme listado de anfitriones con los que cuentan, podéis verlos siguiendo este link.

Cómo se utiliza, precio y servicio

Para realmente sacar provecho de la web, es necesario registrarse en ella. En este sentido, existe una gran diferencia entre los dos tipos de perfiles de usuario:

Registrarse como anfitrión: El servicio es gratuito. Si quieres recibir voluntarios en tu propia casa, tan solo tienes que describir tu proyecto y dejar claro lo que ofreces a los voluntarios que acogerás. Esta es una excelente oportunidad si quieres conocer viajeros y necesitas que te echen una mano en algún proyectito personal.

Registrarse como Workawayer: Es el perfil más común y el que nosotros utilizamos. El registro tiene un precio de 39 dólares anuales o de 48 dólares si haces un perfil de pareja. Al registrarte como voluntario, pones una descripción de ti mismo, tus habilidades y el tipo de voluntariados en los que estás interesado.

Si bien a muchos le puede echar atrás pagar por trabajar, una vez realizas tu primer voluntariado, te das cuenta de que bien se merece ese precio, aunque sea solo por la gran cantidad de información que puedes encontrar curioseando por la web. Además, ese dinero te lo gastarías en el alojamiento de una semana en la mayoría de países del mundo.

Una vez tienes hecho tu perfil de workawayer, tan solo tienes que ir buscando por palabras clave o localización, los anfitriones que más te interesen, e ir mandándoles mensajes. De esta manera concretáis vuestra disponibilidad, de forma que, concretéis las fechas en las que trabajarías con ellos.

Política de valoraciones y opiniones de usuarios, la parte fea de workaway

Sin embargo, no todo es oro en el mundo workaway.

En tu primer vistazo a la plataforma, puedes ver como todo el mundo describe como excelentes sus experiencias en los diferentes voluntariados. Es común ver que la gente incrementa los días que pasan con los anfitriones y algunos incluso consideran que se llevan un amigo para toda la vida.

Lo cierto es que todos estos comentarios te dan ganas de hacer las maletas al momento.

Sin embargo, tras un vistazo un poco más profundo, salta a la vista un hecho un tanto sospechoso… no existen comentarios totalmente negativos sobre ningún anfitrión.

Este hecho se debe a la política de comentarios, un tanto particular, que mantiene la plataforma, que la hacen un tanto irreal y que indirectamente, beneficia bastante a los anfitriones:

-Los usuarios tienen a «adornar» un poco su experiencia en los comentarios.

Tanto workawayers como anfitriones pueden evaluar y dejar un comentario sobre su interacción. Sin embargo, a diferencia de otras plataformas (como Airbnb), en las que ambos comentarios se mantienen ocultos hasta tener la opinión de la otra parte, en workaway se publican automáticamente.

Este hecho, hace que, por miedo a comentarios negativos en venganza, los usuarios tiendan a poner comentarios exageradamente positivos. Es por eso, que parece que todos los usuarios han pasado los mejores días de su vida realizando el voluntariado.

-La plataforma, se reserva el derecho a censurar y eliminar comentarios.

Todos aquellos que considere como “ofensivos, insultantes o que contengan críticas excesivamente personales”. Esta definición, resulta demasiado amplia como para dar una visión sincera en muchos casos. El resultado es, que cuando una opinión critica abiertamente un anfitrión, normalmente suele ser eliminada por la plataforma y por tanto no será visible para otros usuarios.

Workaway no controla de ninguna manera si se ha llegado a producir la interacción entre anfitriones y voluntarios.

De esta forma, es posible valorar un lugar en el que no has estado. Incluso puede ocurrir que un anfitrión con acceso a un perfil de voluntario, valore positivamente su propio perfil.

Todos estos factores, hacen que la primera impresión nada más entrar en la página, sea maravillosa. Sin embargo una vez estás dentro, tienes que andar con pies de plomo para no terminar siendo utilizado meramente como mano de obra gratuita.

Opiniones personales de la plataforma

Después de decir todo lo malo de workaway, a nivel personal, no podemos negar que estamos bastante satisfechos con la web. Hemos tenido muy buenas experiencias con los anfitriones con los que nos hemos quedado y cuando hemos solicitado algo al equipo técnico, nos han ayudado rápidamente.

Lo cierto es que lo más importante, es dedicar tiempo a analizar cada perfil de voluntario y de anfitrion. Además, en cualquier caso, es necesario dejar claras las condiciones de antemano contactando personalmente con el voluntario o anfitrion.

Por último, es importante saber que la plataforma establece unas horas máximas de trabajo semanales para los voluntarios, que varían según lo que ofrezca el anfitrión. De esta manera, no te pueden pedir que trabajes 6 horas al día a cambio exclusivamente de alojamiento.

Si consideras que las condiciones que te dice personalmente el anfitrión, difieren de lo presentado en la web, comunícalo al equipo de workaway. Si hay pruebas al respecto, cerrarán el usuario del anfitrión, dándote las gracias por el aviso.

Esta solución resulta bastante precaria, ya que, nada prohíbe a la persona crear un nuevo usuario gratuito como anfitrión. En cualquier caso, es lo máximo que puedes hacer por ayudar al resto de la comunidad.

Conclusiones

Workaway es una plataforma que ofrece una oportunidad muy interesante si tienes un proyecto personal en el que necesitas que te echen una mano, si quieres pasar unas vacaciones baratas o si necesitas un sitio en el que estar algo más tranquilo mientras viajas.

En cualquier caso, conviene dedicarle tiempo tanto a realizar tu perfil, como a investigar un poco los lugares a los que quieres ir. También debes asegurarte siempre de que las condiciones de alojamiento y trabajo queden claras personalmente antes de ir a casa del anfitrión, si quieres ahorrarte pasar un posible mal trago y disfrutar de lo que en la mayoría de los casos, suele ser realmente una experiencia genial.

Si aun así, tienes algún problema con tu anfitrión o tu voluntario, no dudes en ponerte en contacto con el equipo técnico de workaway. Esto resulta mucho más efectivo, que poner un comentario hiriente (aunque sea sincero) sobre el usuario, que seguramente, será eliminado por la política de la plataforma.

Como veis, no tenemos pelos en la lengua, pero queremos saber también vuestra opinión al respecto. No dudéis en escribir en los comentarios e incluso contactar con nosotros si tenéis alguna aportación, duda o consejo.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Muy buen post! Me ha parecido sorprendente como gestionan los likes y dislikes la web, deberian poner algo mas dr empeño en que las valoraciones fueran lo mas reales possibles.
    Un saludo y a disgrutar.

    Xaxipistachi

  2. Muy útil, muchas gracias por compartir vuestras experiencias!

  3. Gracias por la info! Me ha entrado curiosidad y he estado mirando sitios por España, para un finde o unas mini vacaciones baratas puede ser un gran plan.
    Creo que Workaway no se hace ningún favor con la censura de comentarios, un usuario se podría quejar en otro sitio.
    Creéis que la empresa escucharía vuestras propuestas?

Comentarios cerrados.

Cerrar menú